Locutores

Conozca más acerca de nuestros locutores que a diario los escuchas en tu estación preferida.
Si usted no cree que Dios quiere hablar con usted, es probable que no va a escuchar Su voz suave y apacible. La clave aquí es que usted espere que Él le hable. David dijo: “Mi rey y mi Dios, escucha con atención mis palabras; toma en cuenta mis súplicas, escucha mi llanto, pues a ti dirijo mi oración. Tan pronto como amanece te presento mis ruegos, y quedo esperando tu respuesta. ” (Salmo 5: 3. Traducción en lenguaje actual (TLA)). El Espíritu Santo vive dentro de usted y puede estar hablándole más de lo que cree. Jesús dijo: “26 El Espíritu Santo vendrá y los ayudará, porque el Padre lo enviará para tomar mi lugar. El Espíritu Santo les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que les he enseñado.” (Juan 14:26).
Jesús mismo dijo: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen” (Juan 10:27). Nuestra parte es colocar nuestros corazones para escuchar Su voz suave y apacible, o para reconocer las otras formas en que Él se comunica con nosotros. Dios nos puede hablar de muchas maneras. Practique la presencia de Dios. Cultive la conciencia de que el Espíritu Santo mora en usted y anhela tener comunión con usted todos los días. Ore para que Él le haga sensible a su Espíritu y su voz.
Mucha gente habla de Dios, pero no se detienen a escuchar o no desarrollan habilidades de escuchar. Escuchar realmente es una habilidad que se puede aprender, ya sea en sus relaciones naturales o su relación espiritual con Dios. Usted necesita “tener un oído” para escuchar el Espíritu Santo. Para ello necesita formar sus oídos espirituales para reconocer las formas en que Dios le está hablando.

Isamel Ventura

Locutor

Isamel Ventura

Locutor de radio